Cutícula: Cuidados y Consejos

Con la última moda de la manicura rusa, el quitar las cutículas es muy común. Sin embargo, la cutícula es una piel con una función muy específica, proteger la uña. A través de su base impide la entrada de bacterias, hongos y preserva el formato y la calidad de la uña. Por eso aconsejamos no quitársela. En su lugar, recomendamos hidratarla y cuidar bien de ellas.

En lugar de cortar las cutículas, la mejor alternativa es invertir en aceites, suavizantes y humectantes que las hacen ver con un aspecto saludable. Quién tiene el hábito de quitar las cutículas las hace más grandes porque la piel tiene la capacidad de regenerarse: cuando se retira la cutícula, está siempre se regenera.

¿Qué es la cutícula?

Es la capa de piel que une el dedo a la uña. Esta la cutícula interior, que es la que se une a la uña, y la exterior, que se sienta alrededor, en el dedo mismo.

Para mantener tus cutículas sin quitarlas, sigue algunos consejos:

  1. Pasa un ablandador de cutícula alrededor de tus dedos, esperando entre 3 y 5 minutos. Si no tienes este producto en casa, aplica una crema hidratante y sumerge tus manos en un vaso con agua tibia.
  2. Luego coge un palito de naranjo o un empujador y pásalo ligeramente a través de todo el contorno de la uña para que la cutícula permanezca en su lugar adecuado. En este paso, los excesos de piel muerta sobresaldrán y se pueden cortar con alicates afilados, pero sólo los que se levantan.
  3. Luego, seca los dedos con una toalla para remover el exceso de crema, lima tus uñas y pasa una crema hidratante de manos. Ahora, sólo tiene que elegir tu esmalte favorito y disfrutar de tus manos con uñas hermosas, y cutículas sanas y cuidadas.

Crema hidratante para cutículas

¡El secreto para alejarte de los alicates es hidratarte! Pasar humectantes, aceites y ungüentos impide que las cutículas se sequen y se endurezcan. La hidratación ayuda a que las cutículas se mantengan con mejor aspecto. Esto ayuda no sólo a las cutículas, sino también al crecimiento de las uñas, proporcionando uñas fuertes y saludables.

masajear cuticula

Si no tienes humectantes específicos de la cutícula, puedes utilizar las cremas de mano, aceite de coco, aceite de argán, aceite de rosa mosqueta o aceite de almendra. ¡lo importante es hidratar tus cutículas! Lo ideal es hidratarse dos veces al día.

Remover cutículas

Para aquellas que quieran dejar de quitarse las cutículas con alicates, una buena idea es usar removedores de cutícula. Su función es ayudar a “deshacer” la cutícula, pero lo que sucede es que el remover de cutícula elimina el exceso de piel muerta alrededor de las uñas inclusive.

El removedor de cutícula es un producto cremoso que se debe aplicar en la parte inferior de la uña, en la parte superior de la cutícula, e ir realizando un masaje para que el producto penetre mejor en la piel. En la primera semana de uso debes aplicarlo en días alternos, para que tu piel vaya adaptándose al producto, después de todo, son nuevos compuestos que penetrarán en tu piel. Es notable la diferencia, tanto en su reducción, como en la suavidad de la zona, además de su principal función: sin dejar de proteger tus uñas de hongos y bacterias que se exponen al extraer la cutícula con los alicates de uñas.

Y entonces, ¿debo dejar de cortarme las cutículas?

Con la última tendencia de la manicura rusa en este 2017, que, con un aspecto más delicado a las manos, está haciendo que muchas clientas lo soliciten. Nosotras creemos, al igual que muchos expertos, que la eliminación de las cutículas es un acto perjudicial para la salud, ya que es nuestra primera barrera inmune, previniendo que los agentes externos entren en nuestro cuerpo y causen enfermedades. Es decir que, la simple acción de cortar las cutículas abre las puertas y  expone nuestras uñas a patologías, que pueden ser evitadas.
Creo que, antes de quitar, vale la pena invertir en estos procedimientos de higiene y belleza, y no cortar sus cutículas con alicates.